Ruta de Castillosfríos (Orea)

Circular de moderada dureza a los Castillosfríos de Orea

Dirección

Inicio y llegada en Orea

GPS

40.558356903347, -1.7271051728651

Dirección

Inicio y llegada en Orea

GPS

40.558356903347, -1.7271051728651

Circular 11,6 Km  |  Desnivel 368 m  |  Duración 3 h  |  Ruta A píe

Ruta de Castillosfríos

La ruta de Castillosfríos es una de las joyas de Orea, el pueblo más alto de la provincia de Guadalajara (1499 metros), con permiso del ya despoblado de Villanueva de las Tres Fuentes cuyos 1520 metros de altitud le otorgaban este título en otras épocas con más vida por estas tierras.

El recorrido que se plantea es circular con una longitud de 11,6 kilómetros, un desnivel de 368 metros y una duración que oscila entorno a las 4 horas, por lo que le otorgamos un carácter moderado, ya que prácticamente todo el desnivel lo haremos de golpe y de forma continua.

La información de este sendero la hemos sacado de la Mancomunidad de la Sierra, a la que pertenece Orea, y su descripción es la siguiente:

Hay que ir hacia las afueras del pueblo, se sube la calle que sale junto a la Casa Cuartel, donde una pista lleva hasta un puente sobre el Arroyo Frío. Se va a la derecha, hacia el valle.

A mano izquierda aparecen los campos cubiertos de jaras, aliagas y algún que otro enebro rastrero. A mano derecha se puede ver el Cerrillo de la Dehesa. En unos instantes se llega a un vallejo situado a la izquierda. En su fondo se puede ver lo que debe ser un pequeño arroyo que viene de la zona del Alto de Castillos Fríos.

A unos metros, se toma una senda, que asciende hacia los Castillos y se va caminando hasta llegar a una pradera en cuyo fondo se pueden contemplar los torreones rocosos. Son dos masas pétreas que se elevan, separadas por una pradera. Volviendo la vista atrás, se puede divisar el cordal de la Sierra de Albarracín, con las cumbres de La Peña de la Gallina y el Cerro de San Cristóbal, y al fondo el valle donde se sitúa Orea.

El Alto de Castillos Fríos, no es una cumbre, es una sucesión de masas rocosas en la que alternan praderas, alineadas una tras otra, para terminar en la más alta, la que se podría llamar cumbre. Entre las dos primeras masas de rocas, se distinguen dos cerros, uno con lo que parece ser una torre de vigilancia y el otro es el Puntal de Juan Rana, a donde llevará la ruta.

Se rodea el denso jaral y se toma una pista que comienza a subir. Se llega a un pinar hasta llegar a un mojón. Se toma un senderillo que conduce a un punto desde el que se puede ver la cumbre sin árboles del Puntal de Juan Rana. Para llegar a él hay que bajar algo y de nuevo subir a través de los pinos y algunas jaras. Lo que se ve ahora es la zona de la Sierra del Tremedal.

El barranco es profundo, salpicado de rocas y cubierto de pinos. A la derecha, al fondo, hay una pista, la Cañada Real de Merinas. Hay que dirigirse hacia allí. Para ello se baja por la ladera. En el lado opuesto se ve un sendero bastante marcado y por él se llega a una explanada de pastos. Hay que alejarse por la pista que sube hacia la loma.

Se entra en un pinar donde la pista se divide en dos. De nuevo se comienza a subir por el ramal de la derecha, y se sube la pendiente hasta que acaba el pinar, donde se puede contemplar la cumbre lisa de Las Neveras.

Se cruza la llanura de la cumbre yendo por la pista hacia el pinar, en el que hay que adentrarse tomando la bifurcación a la derecha. Se va bajando por la pendiente que conduce al collado de la Nava, desde donde se divisa el valle. Se gira a la derecha de nuevo y se entra en el barranco que forma el Arroyo Primero, el cual seguimos. Ya casi al final, el Arroyo Frío salta sobre las piedras. Cruzamos el puente y se habrá llegado de nuevo al punto de partida.

Señalización e Inicio de la Ruta

Ni el acceso ni el recorrido de esta ruta de Castillosfríos cuentan con señalización alguna, si es cierto que vemos algunas marcas por el camino pero no es nada viable como para orientarnos con ellas, por lo que recomendamos que descarguéis el track justo aquí para no perdernos en ningún momento, ya que se trata de un recorrido con multitud de desvíos y zonas a cruza monte en el que podemos despistarnos fácilmente.