Ruta por aeródromo, refugios y ojo de la higuera

Paseo por un antiguo aeródromo republicano y varios refugios hasta una cascada

Dirección

Peralveche

GPS

40.600593183451, -2.4276062044073

Dirección

Peralveche

GPS

40.600593183451, -2.4276062044073

Ida y Vuelta 8 Km  |  Desnivel 330 m  |  Duración 2 h  |  Ruta A píe

Ruta del Ojo de la Higuera

En uno de los extremos del Parque Natural Alto Tajo, se encuentra Peralvecheuna pequeña localidad envuelta de un entorno incomparable, gracias a su valor ambiental y también al patrimonio histórico que lleva ligado.

La ruta que hoy planteamos, pone en conjunto estos dos pilares, naturaleza y patrimonio, ya que en nuestro recorrido, disfrutaremos de buenas vistas y parajes privilegiados además de visitar varios refugios antiaéreos y una zona muy plana, hoy ocupada por una densa vegetación, que fue un aeródromo republicano en tiempos de la Guerra Civil.

Iniciamos nuestro recorrido desde la misma entrada del campo de aviación (actual) que se ubica en  las inmediaciones del kilómetro 24 de la CM-2015, la cuál une entre sí Peralveche, Castilforte y Salmerón.

Desde aquí buscamos el camino asfaltado que sale al otro lado de la carretera y que se adentra recto atravesando un denso bosque mixto que hace no tantos años no existía. Poco a poco mientras avanzamos todo recto por el camino, debemos de ir prestando atención a lo que tenemos a los lados.refugio

En el lado izquierdo, con algo de atención, iremos viendo distintas construcciones casi camufladas por la vegetación. Algunas de ellas son los refugios antiaéreos que nos han traído hasta aquí. Se conservan unos cuantos y su estado es de lo más diverso, hay algunos que aguantan más o menos el paso del tiempo y donde podemos asomarnos a su interior con las debidas precauciones.

Pero otros en cambio, han visto ceder su mampostería de piedra y madera, lo que les convierte en algo peligrosos, y solamente útiles como refugio de algunos quirópteros que ya los han convertido en su lugar de descanso durante el día, así que si decides visitar el interior de algún refugio, evita perturbar el descanso de estos pequeños animales.

En cambio, a la derecha encontramos la zona totalmente llana que antes mencionamos, esta explanada, hoy totalmente irreconocible y cubierta por vegetación y arbolado de talla importante, que pertenecía a la pista de aterrizaje del aeródromo republicano.refugio 11 1

Gracias al paso del tiempo y a la falta de conservación, hoy no podemos apreciar más que el lugar donde su ubicaba, y dejar a la imaginación el resto del trabajo.

Aproximadamente un kilómetro después de haber iniciado, llegaremos a una intersección donde la pista asfaltada por la que caminamos acaba, es aquí donde seguiremos recto he iniciamos el descenso hacia el Ojo de la Higuera. Este tramo lo haremos por una pista de tierra con sus más y sus menos, que en época de lluvias, o tras ellas, sufre algunos desperfectos por lo que iremos con cuidado.

La bajada, primero suave, se acentúa y poco a poco nos va dirigiendo hacia el barranco formado por el río Vindel, pero justo donde nuestro camino acaba y giramos un poco hacia la derecha, mientras nos adentramos en una pequeña y húmeda umbría habremos llegado primero al conocido manadero del Ojo de la Higuera.

Aquí haremos una parada y nos deleitaremos con el entorno. Primero a nuestra derecha, encontramos los «ojos» por los que el agua, cuando abunda, brota, para poco a poco ir precipitándose por la cascada formada a nuestra izquierda hasta encontrar sus aguas con las del río Vindel.

Es una cascada tobácea, donde el agua va cargada de carbonato cálcico, que va depositándose sobre el lecho rocoso remodelando y formando un nuevo paisaje, dotando a las rocas y plantas de ese aspecto tan característico de este tipo de cascadas.

Una vez maravillados con las vistas podemos volvernos por el mismo camino que hemos venido (5 kilómetros en total) o continuar con el itinerario del track propuesto hoy. Si continuamos solamente tendremos que buscar la senda que baja junto con la cascada hasta llegar al camino que baja paralelo al cauce del río Vindel y remontar hacia nuestra derecha.

Este tramo es un poco más despejado en la subida, ya que nos conduce hacia una parte más alta por caminos locales, donde disfrutar de una de las panorámicas de la zona.

1,5 kilómetros después de haber cogido el camino de ascenso llegaremos a una bifurcación, donde giramos a la izquierda para continuar subiendo hasta que poco después (1km) nos encontremos con el primer desvío que hemos ignorado, y nos incorporaremos hacia nuestra derecha a la pista asfaltada por la que hemos comenzado nuestro sendero.

Solamente queda regresar al punto de inicio junto a los refugios que ya hemos visto y finalizar así una bonita y completa ruta en Peralveche.

<< Señalización e Inicio de la Ruta

Como hemos mencionado, no existe ninguna señalización en todo el recorrido, que nos permita realizar la ruta íntegra sin sobresaltos, por lo que para más seguridad en nuestro recorrido, descarga el track.