Atalaya de Riba de Saelices

Atalaya de origen musulmán encima de la cueva de los Casares

Address

Atalaya de Riba de Saelices

GPS

40.939646862297, -2.2922372817993

Address

Atalaya de Riba de Saelices

GPS

40.939646862297, -2.2922372817993

Atalaya de Riba de Saelices

La Atalaya de Riba de Saélices se encuentra sobre la ladera en la que se encontraba un antiguo poblado árabe del que proviene su nombre. En el entorno de la atalaya se ha descubierto cerámica del siglo XI y alguna moneda árabe de la ceca de Zaragoza.

Es de planta cuadrada con entrada en altura orientada al sur y cuenta con dos pisos con falsa bóveda.

La óptima ubicación de este enclave ya era conocida desde el Paleolítico, pues bajo este mismo lugar se encuentra la excepcional Cueva de los Casares que contiene grabados y pinturas prehistóricas y restos arqueológicos, paleontológicos y paleoantropológicos, muy próximos al Valle de los Milagros.

De construcción árabe en el siglo IX d.C custodiaba el asentamiento bereber situado en la misma ladera y habitado durante 300 años, hasta que el desplazamiento progresivo de la población a la actual Riba de Saelices derivó en su abandono.

Atalaya riba de saelices

Se trata de una construcción de carácter defensivo: con sus más de 15 metros de altura y su emplazamiento en lo alto de la montaña, vigilaba y protegía el pueblo de posibles ataques. Además, formaba parte de un sistema de vigilancia más complejo junto a otras torres vigías distribuidas por la zona con las que mantenía un contacto visual. De esta manera, alertaban mediante señales visuales (fuego y humo) a las otras poblaciones en caso de ataques o incursiones.

La reconstrucción en 2007 de la torre así como la instalación de pasarelas y escaleras internas hace totalmente visitable esta construcción convertida, hoy en día, en mirador. En la misma se puede contemplar la disposición de la mampostería de las paredes, la falsa bóveda construida mediante la arcaica técnica de “aproximación de hiladas” y la visión panorámica del asentamiento y el valle desde la parte superior del torreón.

A sus pies se encuentra una buena área recreativa donde poder estacionar y tomar un descanso después de haber hecho el ascenso para la visita de todo éste conjunto.

Recomendamos solicitar información de las visitas tanto a la Atalaya como a la Cueva en la página web oficial del pueblo.