Circular por la ribera del Tajo en Peralejos

Circular por el Río Tajo en Peralejos de las Truchas

Address

Inicio en Peralejos de las Truchas

GPS

40.593889, -1.9092851

Address

Inicio en Peralejos de las Truchas

GPS

40.593889, -1.9092851

Circular 7,4 Km  |  Desnivel 145 m  |  Duración 2 h  |  Ruta A píe

Circular por la ribera del Tajo en Peralejos

El recorrido que parte de Peralejos de las Truchas traza una circular por la ribera del Tajo, y además pasa por algunas zonas de baño muy interesantes por su escasa afluencia de público, aunque en los meses de verano, en esta zona es inevitable encontrarse con multitud de personas. La ruta es muy sencilla, es un recorrido de poco más de 7 kilómetros, sin apenas desnivel  que nos llevará paralelos al río Tajo.

Empezamos desde el núcleo urbano de Peralejos de las Truchas, caminamos hasta el frontón situado en la parte alta del pueblo, y giramos hacia la derecha. Serpenteando entre las últimas calles urbanizadas, abandonamos la localidad por un camino que poco a poco va perdiendo visibilidad.
Este tramo de nuestro sendero lo compartimos con el GR-113 en su etapa 3, pero la señalización no siempre es fácilmente perceptible.

Una vez remontada la loma y abandonado el núcleo urbano, comenzamos poco a poco el descenso hacia el río. Ya a la altura del cauce veremos una construcción perteneciente a la central hidroeléctrica y una zona de aparcamiento, es aquí donde podemos visitar la cascada del Molino de Arriba, una presa ya naturalizada, que a día de hoy tiene los minutos contados, ya que se planea su demolición para devolver al río su curso original.

Aquí caminamos dirección norte, siempre paralelos al río por su margen derecho, en épocas de calor, en este tramo resulta imposible no darse un chapuzón en sus frescas y turquesas aguas. El camino aquí puede volverse confuso pero prestando atención encontramos la senda a seguir. Continuamos nuestro camino ahora ondulado hasta llegar al área recreativa de El Vado, una zona donde poder pegarnos otro chapuzón y disfrutar de una merienda bajo una fresca sombra.

Una vez abandonada el área recreativa comienza la parte más divertida de la ruta, que ahora va bordeando el río lo que nos obliga a dar simpáticos saltos, andar sobre troncos que hacen de improvisados puentes o, simplemente, a mojar nuestras botas. Así, entre risas y algún que otro involuntario chapuzón, llegamos al camping “La Aserradora”, donde podemos encontrar una zona de baño muy tranquila. Aquí hay algunas heladas pozas y zonas en las que el río remansa. El baño en este área es memorable y decidimos descansar un rato en este hermoso lugar.

Abandonado este lugar idílico, emprendemos el camino de vuelta a Peralejos de las Truchas siguiendo las marcas del GR-113 que nos han acompañado en nuestro recorrido, ahora por el margen izquierdo de la carretera. Es una carretera tranquila con multitud de peatones, así que no hay problema en hacer la última parte de nuestro trayecto caminando junto a ella.

Pasaremos por delante de su pequeño cementerio y poco después llegaremos al casco urbano de Peralejos, un pequeño pueblo que tiene de todo, así que no dudéis en tomar algo en su bar o reservar para comer en alguna de sus varias casas rurales, las cuales tienen una gastronomía muy ligada con la trufa, uno de esos manjares que crecen en estas tierras.

Señalización e Inicio de la Ruta

El camino comparte señalización con el GR-113, ya que este recorrido forma parte de la etapa 3, es un sendero de gran recorrido, que no siempre tiene el mantenimiento que necesita, por lo que seguir una señalización de forma continua no es posible. Además varios tramos del camino se encuentran bajo matorrales o muy mal definidos y tendremos que ir buscando el paso, así que para evitar despistes o confusiones recomendamos que descargues el track de esta ruta justo aquí abajo.