Conjunto Urbano de Checa

Sin duda uno de los mas bonitos del Alto Tajo

Address

Conjunto Urbano de Checa

GPS

40.587014446603, -1.7896947495257

Address

Conjunto Urbano de Checa

GPS

40.587014446603, -1.7896947495257

Conjunto Urbano de Checa

Checa es uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Guadalajara. Está edificada entre barrancos y guarda una estrecha relación con el agua, gracias al río Genitoris que nace en la Aguaspeña y atraviesa la localidad para desembocar en el río Cabrillas, dejando a su paso algunas cascadas y abundantes puentes, que vertebran la localidad dando al conjunto urbano de Checa una belleza única.

A primera vista, destacan sus blancas casas que recuerdan a territorios situados en latitudes inferiores como Andalucía. Ello se debe a la trashumancia, durante la que se establecieron fuertes vínculos con estos territorios del sur, adoptándose algunas de sus costumbres.

Esta localidad obtuvo el privilegio de villa en 1553 y su corazón se encuentra en la plaza de Lorenzo Arrazola, donde se sitúa el Ayuntamiento. Se trata de un magnífico edificio construido en el siglo XVIII, rodeado de casas de la misma época que, por su gran tamaño, parecen más propias de una urbe que de un pequeño pueblo de la Sierra. También destacan las aguas de su fuente, del año 1905 por su gran pureza.

Cruzando uno de los numerosos puentes, se llega a “La Gerencia”, antigua casa solariega de los Condes de Clavijo, hoy convertida en hostal. Se trata de un edificio construido en el siglo XVI con hermosos acabados en forja y escudo de los condes de Clavijo, los primeros propietarios del inmueble. Dentro de su jardín, se precipita una cascada que da forma a un entorno idílico.

La iglesia de San Juan Bautista (siglo XVII) de origen románico, se levanta sobre un roquedal de areniscas y está orientada al oeste, en lugar de hacia el este, como la mayoría de templos cristianos. Sus muros son de mampostería con esquinas de sillería y se accede a ella por una gran escalinata. Además, dentro del término municipal de Checa se conservan las ermitas de Nuestra Señora de la Soledad, Santa Ana del siglo XVIII y del Santo Cristo, de finales del Románico.