RG PNAT 8 Ruta del Salto de Poveda y Laguna de Taravilla

Corta ruta por los paisajes más conocidos del Alto Tajo

Address

Inicio y llegada en Laguna de Taravilla

GPS

40.6511744, -1.9743916

Address

Inicio y llegada en Laguna de Taravilla

GPS

40.6511744, -1.9743916

Circular 5 Km | Desnivel 100 m | Duración 2 h | Ruta A píe

Ruta General 8: Ruta del Salto de Poveda-Laguna Taravilla

El itinerario de hoy es de tipo circular. La ruta del Salto de Poveda es apta para hacer senderismo, tiene una longitud de 5 km y tardaremos sobre las 2 horas en completarla ya que no presenta apenas dificultad. Para empezar a caminar, la ruta nos ofrece tres opciónes, la Laguna de Taravilla, donde se encuentra un panel correspondiente a la Georuta 7, el aparcamiento de la pasarela de pescadores, que encontraremos poco después del inicio de la pista situado en las inmediaciones del puente de Poveda de la Sierra, o el aparcamiento situado en las inmediaciones de las Casas del Salto, ya al final del camino y justo al lado del mirador del Salto de Poveda.

Nosotros realizamos la ruta desde este último aparcamiento, tomamos la pista que sale junto al Puente de Poveda, y avanzamos por ella hasta encontrarnos próximos a el Salto, justo al lado de los alojamientos turísticos. Desde aquí trazamos una circular y el paseo nos pareció perfecto.

El tramo desde las Casas del Salto hasta la pasarela peatonal, lo realizamos bajo una densa y fresca sombra gracias a la exuberante vegetación que refresca mucho el ambiente, a medida que aumenta la humedad del suelo, encontraremos, primero, una mancha de matorral mesófilo compuesto por avellanos, mostajos, aligustres, tilos, clemátides, etc, que según vamos descendiendo hacia el río se convertirá en un variado bosque de ribera donde aparecen fresnos de hoja ancha y hoja estrecha, olmos de montaña, sauces blancos y álamos.

En cuanto a la fauna que podremos observar a lo largo de la ruta, los protagonistas serán los buitres leonados que planean sobre nuestras cabezas mientras sobrevuelan el cañón. Además, en las praderas que atravesemos durante la ruta, no será difícil detectar huellas de ciervos, gamos, corzos y jabalíes. Por último, las aves forestales como picapinos, arrendajos, herrerillos, carboneros, piquituertos, verderones, etc, podrán ser observadas o escuchadas durante todo nuestro recorrido, además de algún ejemplar propio de zonas con agua que puede sorprendernos como el mirlo acuático (Cinclus cinclus), y el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), aunque este último algo más escaso y difícil de ver.

Veremos especiales formaciones rocosas, y podremos apreciar uno de los paisajes más queridos y visitados dentro del Parque Natural, a orillas del río Tajo. Además podemos resaltar el especial valor micológico y faunístico que con un poco de cuidado y atención, y en épocas adecuadas, nos darán alguna sorpresa.

Señalización e Inicio de la Ruta

Para iniciar el sendero desde el panel de inicio, debemos dirigirnos al aparcamiento de la Laguna de Taravilla, allí podremos aparcar y hacer el sendero en el sentido “oficial”. Una vez en nuestro destino, podemos admirar el paisaje entorno a la laguna, y darle la vuelta con un sendero que sale junto al embarcadero (tramo opcional). La Ruta continua por la pista de tierra que desciende en dirección al río, por la que caminaremos junto a la formación tobácea creada por las aguas que rebosan de la afamada Laguna.

Siguiendo las balizas de color morado que nos guían en nuestro recorrido, durante 10 minutos encontrarás una placa situada justo enfrente del Salto de Poveda en un perfecto mirador para admirar todo su esplendor. Este espectacular salto se originó tras el hundimiento del muro de una antigua presa de aprovechamiento hidroeléctrico que en realidad, nunca llegó a entrar en funcionamiento.Seguimos las balizas aproximadamente 300 metros hasta encontrar, en una pradera, otra placa. Continuamos por el camino hasta alcanzar el nivel del río y llegar a un puente (pasarela de pescadores).

Un vez cruzado el río giramos hacia la izquierda para llegar en 15 minutos por la zona fresca y húmeda de la umbría a las Casas del Salto. Al llegar tenemos un acceso para acercarnos al salto de Poveda y tener otra perspectivas de este cascada ya casi naturalizada. Pasadas las casas del Salto cogeremos el camino que baja al río y continuaremos por donde discurre el Camino Natural del Tajo (GR-10), es decir, por la pista principal de tierra, hasta llegar al aparcamiento de la pasarela de pescadores antes citado, desde aquí nos adentraremos dirección al río y cruzaremos por la pasarela que lo vadea, para situarnos justo en la orilla contraria por la que veníamos descendiendo.

Ya en el otro lado, remontaremos en dirección al salto paralelos al cauce del río, casi de manera instintiva. Pasaremos por un denso bosque, un gran pliegue nos dará la bienvenida y podremos observar un antiguo meandro formado por el Tajo, que hoy sirve de refugio para multitud de rapaces y rupícolas.
Para acabar nuestra ruta del Salto de Poveda sólo queda que avancemos todo el rato en dirección a la cascada, hasta que comenzamos una subida algo exigente, señalizada con balizas de GR-10, que nos devolverá al aparcamiento inicial, no sin antes ofrecernos una de las más bellas panorámicas de la Laguna de Taravilla.

Por último y debido a las varias posbilidades de inicio del sendero, aconsejamos que se tenga muy claro la dirección y el sentido que vamos a llevar, siendo conveniente ir acompañados del track de la ruta del Salto de Poveda que puedes descargarte aquí mismo para no desorientarnos en ningún momento.

Recordad, que el recorrido aquí descrito es el trazado por el sentido oficial de esta ruta, nuestra experiencia es desde las Casas del Salto, y el sendero se hace igual de bien ya que al ser circular y no haber muchos sitios por donde cruzar el río, el sentido de la marcha es muy intuitivo.