El quebrantahuesos y el Alto Tajo

El quebrantahuesos y el Alto Tajo

El quebrantahuesos y el Alto Tajo

Como cada primer sábado de septiembre tenemos que celebrar el día internacional del Buitre, y hoy queremos contaros una historia que puede marcar un antes y un después en la presencia del rey de los cielos en el Parque Natural del Alto Tajo, y por ende, en la Serranía de Cuenca.

Alta es la presencia de multitud de buitres en estas zonas, pero la historia de hoy cuenta los devenires de uno de los que todavía no terminan de surcar nuestros términos para quedarse, aunque cada vez podamos ver más cerca ese momento. El quebrantahuesos, ese mastodonte que todo lo domina desde las alturas, es nuestro protagonista.

Presencia del quebrantahuesos a lo largo de la historia

Durante muchos años y posiblemente hasta la década de los 60-70, podíamos ver la figura imperiosa del quebrantahuesos recorriendo los cielos del cañón del río Tajo, numerosos testimonios, así lo afirman, incluso podemos decir, que no era raro que algún vecino de los pueblos del Alto Tajo, conociera la ubicación de los nidos donde criaban a las generaciones venideras en los cortados más inaccesibles. Pero como sabemos aquellos tiempos forman parte del pasado, hace ya mucho que estas tierras no ven crecer a ningún polluelo de esta especie, aunque puede que esos tiempos de austeridad vayan llegando a su fin.

Introducción del Quebrantahuesos en el Alto Tajo

Ya en 2005 se dieron los primeros pasos en la recuperación del hábitat que un día el quebrantahuesos ocupó hasta que un estudio reciente calificara de idóneo el entorno del Parque Natural Alto Tajo y la Serranía de Cuenca para su reintroducción.

Tanto el gobierno regional, como la gerencia del parque natural, han intentado insistentemente que ese momento llegara cuanto antes. En primer lugar las actuaciones se centran en la atracción de individuos jóvenes que vean atractivo este entorno y se asienten en él de manera natural, y en caso de que no funcionase esta introducción por vía natural, se recurriría a la reintroducción de ejemplares provenientes principalmente de Pirineos. Se trataría de adultos que, por falta de espacio, ya no se reproducen, y que pueden encontrar en estos cañones del Tajo el hábitat perfecto.

Aunque han sido muchos los esfuerzos, este proyecto no ha dado sus frutos, todavía queda mucho trabajo hasta poder consolidar de una vez por todas esta maravillosa ave en el norte de Castilla la Mancha.

Se han creado espacios de alimentación suplementaria similares a los del Pirineo para que éstas zonas de cañones y cortados resulten más atractivos a la hora de quedarse y establecer un núcleo de población fija.

Kika la quebrantahuesos, en Peralejos 

Hace unas semanas, mientras disfrutábamos de la más pura tranquilidad en la  espectacular hoz que forma el río “Oceseca”, nos encontramos con unos vecinos de la localidad de Peralejos de las Truchas, que nos contaban lo que era la anécdota del verano.

Hacía poco más de un mes que un “buitre exhausto y desnutrido“, había tenido un percance contra un tejado de la localidad. Mientras iba en pleno vuelo, los vecinos vieron como se precipitó hacia el suelo. Pronto lo trasladaron hasta el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Guadalajara y no hemos vuelto a saber nada hasta hace unos días, cuando cuál es nuestra sorpresa, que ese buitre de aquella anécdota de verano, no es un leonado, como habíamos creído sino un quebrantahuesos que recibe el nombre de Kika.

 Kika es una hembra de quebrantahuesos aventurera que procede del programa de cría en cautividad de la especie, liberada en junio de 2019 con 90 días de edad, en el marco del proyecto de recuperación que se desarrolla en Andalucía, concretamente en las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

El Centro de Cría del Quebrantahuesos “Guadalentín” de Cazorla nació en diciembre de 1996 con el objetivo de reproducir esta especie en cautividad y formar un stock genético que asegurara la supervivencia de las poblaciones europeas de quebrantahuesos.

Pero Kika ha dejado claro que es una “pájara de altos vuelos” y todavía no ha encontrado el sitio idóneo donde asentarse.

Kika ya es libre

Liberación de la quebrantahuesos Kika en Peralejos

 Aprovechando esta coyuntura, una vez recuperada de su desnutrición Kika se ha convertido en sinónimo de recompensa para todos aquellos que llevan casi dos décadas trabajando para crear un hábitat idóneo para su especie, ya que hemos podido ser testigos de su liberación en el muladar de la localidad donde hace dos meses se había accidentado, tendiendo así los puentes para un posible y próspero asentamiento.

Así que tras múltiples intentos e intervenciones para acomodar a ésta rapaz de manera permanente en el entorno del Alto Tajo y la Serranía de Cuenca, hoy hemos de dar una buena noticia gracias a la más pura casualidad, ya que si no hubiese aparecido en Peralejos de las Truchas, posiblemente hoy no podríamos celebrar la liberación de éste ejemplar, si su accidente hubiese tenido lugar lejos de la población, probablemente no habrían dado con ella y habría sucumbido.

Si quieres saber más la página web de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos tiene gran cantidad de información disponible.

Todas las esperanzas, en vuelo

Por último, solo esperamos y deseamos que el vuelo de Kika sobre la Serranía Conquense y el Parque Natural del Alto Tajo, no sea un hecho anecdótico y que encuentre en éste maravilloso emplazamiento, el lugar idóneo para su asentamiento y reproducción, abriendo las puertas a la recuperación histórica de éste carroñero excepcional, que hasta bien entrado el siglo XX, habitaba gran parte de las Sierras Ibéricas, por las que hoy en día, tímidamente, vuelven a interesarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *