Montes de Picaza

15000 hectareas protegidas cercanas al Alto Tajo

Dirección

Montes de Picaza

GPS

40.709456168071, -1.8365325927734

Dirección

Montes de Picaza

GPS

40.709456168071, -1.8365325927734

Montes de Picaza

Las 15000 hectareas protegidas de los Montes de Picaza, están situadas al este de la provincia de Guadalajara y al noroeste del Sistema Ibérico, destacan sobre las parameras del Señorío de Molina, por sus excepcionales masas forestales y por la riqueza y valor ecológico de las formaciones vegetales existentes en este espacio natural.

La altitud es mayor al sur que al norte, y tiene su máxima cota en el Torrejón (1466 msnm). Si bien, su prominencia media no llega a los 200 m. Otras cumbres destacables son el cerro de San Antón (1437 msnm), el Francés (1432 msnm), el Matilla (1381 msnm) y el Rocho del Tío Braulio (1342 msnm).

Situados entre dos LICs próximos, el Alto Tajo y los Sabinares Rastreros de Alustante-Tordesilos, comparten con ambos muchas características de su paisaje y de su flora y vegetación. Este espacio presenta, sobre un sustrato calizo-dolomítico, una interesante mezcla de vegetación supra y oromediterránea en un buen estado de conservación, con formaciones boscosas y manchas de matorral ocupando extensas superficies.

Destacan sus bosques de pino silvestre (Pinus sylvestris), mezclados en ocasiones con encinares continentales (Quercus rotundifolia), junto a las masas forestales de sabina albar (Juniperus thurifera). Entre las comunidades arbustivas se encuentran, en las laderas húmedas y abrigadas con orientación de solana, enclaves singulares con formaciones como las bujedas (Buxus sempervirens) con aligustre (Ligustrum vulgare) y agracejos (Berberis vulgaris subsp. seroi), además de sabinares rastreros (Juniperus sabina) en las más altas y expuestas parameras.

La gran diversidad de hábitat sustenta variedad y abundancia de especies faunísticas en este extenso y poco poblado territorio, lleno de parajes solitarios, con unas condiciones climáticas muy continentales y con un alto grado de naturalidad. Aparece una buena representación de mamíferos carnívoros, con presencia de tejón, gato montés y garduña, así como ungulados silvestres (ciervo y corzo). Entre la avifauna destaca la utilización de la zona como área de nidificación o campeo por águila real, buitre leonado, alimoche, halcón peregrino y búho real.

Alcanza una extensión total de 15.103 ha distribuido en:

698,49 ha en Alcoroches, 886,13 ha en Anquela del Pedregal, 716,44 ha en Megina, 1.239,92 ha en Pinilla de Molina, 634,26 ha en Piqueras, 157,89 en Prados Redondos, 1.652,21 ha en Terzaga, 1.652,59 en Tierzo, 2.304,71 ha en Torrecuadrada de Molina, 983,55 ha en Torremochuela y 4.176,75 en Traid.