Ruta del Barranco del Arandilla

Un increible paseo por el barranco del Arandilla

Dirección

Inicio en Carretera de Cobeta

GPS

40.866507745275, -2.113759894399

Dirección

Inicio en Carretera de Cobeta

GPS

40.866507745275, -2.113759894399

Ida y Vuelta 6 Km  |  Desnivel 120 m  |  Duración 2 h  |  Ruta A píe – Bici

Ruta del Barranco del Arandilla

La ruta del barranco del Arandilla es una de las rutas más pintorescas del Parque Natural y Geoparque Molina-Alto Tajo. El río Arandilla, en su tramo medio, ha escavado una espectacular estampa formando un precioso cañón en areniscas y conglomerados rojos del Triásico que nada tiene que envidiar a su primo hermano el gran Barranco de la Hoz. La variedad de formas esculpidas por el efecto del agua en el cañón y la espectacularidad de sus paredes le dan a este bello lugar un toque especial.

Este es un bonito y llano paseo de 6 kilómetros paralelo al margen del río. El sendero lo iniciamos junto a la carretera, al comienzo del camino, justo antes del puente, tenemos espacio para uno o dos vehículos. Una vez estacionados, solamente tendremos que remontar el cauce del Arandilla por su margen derecho.

Veremos un bonito y limpio río lleno de vida en el que está prohibido el baño, que va regando unas ricas tierras que multitud de vecinos han aprovechado para poner sus huertas desde la antigüedad, hecho que queda más que claro al ver la cantidad de refugios y parideras de pastores emplazadas en la parte de la solana del barranco, que antaño daban resguardo a los ganados que transitaban esta zona.

También compartimos sendero con la Georuta 3, que sale desde Cobeta, por lo que durante gran parte de nuestro recorrido podemos ir siguiendo las paradas de esta ruta y conocer así un poco más sobre las curiosidades y el cómo se creó esta maravilla.

Veremos un caos de bloques, testigos de los cambios bruscos que ha sufrido el terreno, además contemplaremos el curioso valle fluvial colgado, que se encuentra enfrente de la ermita. Este tipo de valles se caracteriza por desembocar en el valle principal muchos metros por encima de él, dando lugar a un escarpe o incluso a una cascada. Son un reflejo del antiguo nivel del río, que progresivamente se fue encajonando dejando a sus afluentes colgados sobre el cauce principal.

Tras unos 2 kilómetros de recorrido llegaremos por el camino hasta la ermita de la Virgen de Montesinos, es aquí donde si queremos podemos cruzar el río por un puente de troncos de madera y continuar encajados entre las paredes del cañón y el propio río hasta otro puente, no sin antes contemplar la huella de una antigua cascada señalizada con una placa de cerámica, una vez aquí podemos continuar unos cuantos metros más y visitar la última parada de la georuta que es la antigua construcción del molino, ejemplo perfecto de los antiguos usos de los recursos naturales por parte del hombre.

Este molino aprovechaba la energía del flujo del agua para transformarla en energía mecánica. El mecanismo de funcionamiento del molino era muy simple. Mediante una pequeña represa aguas arriba, se almacenaba parte del caudal del río y se canalizaba por un caz en muchos casos tallado en la roca, hasta una piscina o cubo. Este canal tenía muy poca pendiente, menor que la del río, ya que de lo que se trataba era de crear un salto de agua. Cuando se abría la compuerta situada en el fondo de la piscina, el agua salía con gran velocidad moviendo las palas del molino.

En una primera etapa, el molino fue harinero, pero posteriormente se instaló una dinamo para producir energía eléctrica para los pueblos de Torremocha y Arangoncillo y la aldea de Arandilla. La presencia de molinos en los cursos fluviales de la comarca es algo común, de hecho, éste podría ser el origen del nombre de la localidad de Molina de Aragón. Prácticamente todos os pueblos tenían uno o varios molinos en su término municipal, algunos de ellos en lugares retirados y de difícil acceso, por lo que el molinero solía pasar largas temporadas en su molino, el cuál usaba como residencia.

Por último resaltar que esta ruta del barranco del Arandilla  esta en uno de los lugares más puros y conservados del Parque Natural y Geoparque de Molina-Alto Tajo y además representa un lugar ideal para la nidificación de rapaces rupícolas como el alimoche, el halcón peregrino o el buitre leonado, los cuales se muestran espectantes desde sus repisas. Si deseas hacer esta ruta recuerda que en sitios así es muy importante mantener la paz y respetar el medio, haciendo que nuestra presencia sea casi inperceptible por los animales que hacen de este precioso Barranco del Arandilla su hogar.

Señalización e Inicio de la Ruta

El acceso al inicio de la ruta del barranco del Arandilla lo encontramos en las inmediaciones de la GU-951, en el momento en el que esta cruza el río Arandilla. Si accedemos desde Cobeta, antes de cruzar el puente a mano izquierda encontraremos una pequeña zona con capacidad para dos o tres coches donde podemos dejar nuestro vehículo, desde aquí el camino es recto paralelo al río, junto al margen derecho, encontraremos la pista de tierra nada más cruzar el puente.